JESÚS BLASCO (1919-1995).

Hola a todos.

Hoy hablaremos del más famoso y conocido historietista de la época de posguerra de la guerra civil española.

JESÚS BLASCO (1919-1995).

Ilustrador catalán-español.

“Si un artista refleja lo que ve con toda la fuerza de su alma, con la pasión puesta en lo que hace, puede considerarse un hombre camino a edificar su propia libertad”. Jesús Blasco.

Jesús Blasco.

Jesús Blasco.

Algunas de sus obras más destacadas:

  • CUTO (en Boliche en 1935, y en Chicos en 1940, en otras publicaciones hasta 1984)*.
  • Anita diminuta (en revista Mis Chicas. 1941).
  • Historietas Bélicas: La escuadrilla de la muerte (1941).
  • Chispita (1946).
  • Episodios de Guerra (1948).
  • Kul-Hebra (1949).
  • Tontone y Cia (1950).
  • Jim el terrible (1950).
  • Smiley O`hara (1950).
  • Lex Tarron (1950).
  • Joe Bazzoka (1951).
  • Rob Riley (1957).
  • Billy the Kid (1957).
  • Moctezuma’s Daughter (1958).
  • The Indestructible man (1958).
  • Zarpa de Acero (Steel Claw, en 1962).
  • Libro: Cómo dibujar Historietas (ed. Perramon, 1966).
  • Western en francés: Los Guerrilleros (1968).
  • En francés: La Biblia (1968).
  • En Italiano: El libro de las maravillas de Marco Polo (1968).
  • En Western Italiano: seis historias de Tex (editorial Bonelli, 1986-1994).
  • En italiano: una historia de Zona X (editorial Bonelli, 1996).
  • Tallafero (con guiones de Víctor Mora, 1987).

 

(*) Su personaje más popular y querido es el joven Cuto. Su primera aparición será en 1935 en el tebeo Boliche, en una docena de historietas, pero formando parte de la pandilla de Cuto, Gurripato y Camarilla, chicos gamberretes que se dedicaban a realizar travesuras y a incordiar al buen policía de barrio Lupercio. Para el dibujo de Cuto, Jesús Blasco se inspiró en su hermano Alejandro. Más tarde, y ya como héroe infantil protagonista, aparecería en la revista infantil Chicos en 1940 con la aventura El pequeño Policia.  Y ahora los títulos publicados de las aventuras de Cuto:

Cuto: El pájaro azul.

Cuto: El pájaro azul.

– El pequeño Policía. (16 páginas. Nº 143 a 158 revista Chicos. 1940-41).

– Sin Rumbo. (Nº 161 a 202, en Chicos. 1941-1942).

– El pájaro azul (Cuto héroe del aire). (44 páginas. Ediciones Chicos, 1942).

– El mundo perdido. (59 páginas. Nº 206 a 267, en Chicos. 1942-1943).

– Tragedia en Oriente. (343 a 383 en Chicos. 1945-1946).

– En los dominios de los Sioux. (385 a 448, revista Chicos. 1946-1947).

– El caso de los muchachos desaparecidos. (46 páginas. Nº 469 a 491, en Chicos. 1948).

– Hombres muertos en la isla. (25 páginas. 532 a 556, en Chicos. 1949-1950).

– Estrella Negra. (58 páginas. Nº 1 a 38, en Chicos Segunda Época. 1950-1951).

– La Herencia misteriosa (incompleta. 11 páginas. Nº 9 a 19, en revista Boy – 1953 y en Chito 1980).

 

Desde 1941 en los almanaques de Chicos (1ª Época), se publican aventuras cortas de 6, 8 ó 10 plantas:

  • Cuto deportista (1941).
  • El secuestro (1942).
  • Granujas y Caballos (1943).
  • El Castillo de Terror (1944).
  • Cuto en una del Oeste (1945).
  • El lago de la muerte (1946).
  • Cuto en Nápoles. (1947).
  • El Junco de Sing. (1948).

 

En los años setenta la revista portuguesa Jornal do Cuto, recupera al personaje y algunas de sus viejas aventuras, además de Hampa mundial Inc. (26 páginas), Pesadilla (8 páginas) y S.O.S… ¡petróleo! (8 páginas). A principios de los años ochenta, en la revista de Sabadell, Chito (1974, editor Juan Martí Pavón), publicaría una serie de aventuras humorísticas y autoconclusivas de una página. La última aparición del personaje Cuto se produce un 15 de septiembre de 1984 en El periódico de Catalunya y se titulará: Cuto y la magnífica estocada gruyere.

 

Jesús Blasco.

Jesús Blasco.

Jesús Blasco Monterde nació un 3 de noviembre de 1919 en el barrio barcelonés de San Gervasio. Muy pronto despuntó maneras de buen dibujante y sus padres hicieron, como es muy normal, todo lo que pudieron para desarrollar esa innata facultad suya. De niño y adolescente leía las revistas TBO, Pocholo y Mickey, y allí descubrió a los grandes ilustradores norteamericanos: Floyd Gottfredson (ratón Mickey), Alex Raymond (flash Gordon), Harold Foster (Príncipe Valiente) o, sobre todos ellos, Milton Caniff (Terry y los piratas o Steve Canyon) que será el ilustrador que más influiría en su estilo y trabajo de historietista. En 1935, con sólo quince años, gano un concurso de dibujo de la revista infantil Mickey y, por este motivo, pasa a colaborar en esta revista además de en otros dos tebeos infantiles: Pocholo y Boliche. Cuando estalló la Guerra Civil Española, Jesús Blasco fue movilizado por el bando republicano y pasó a formar parte de la famosa Quinta del Biberón de Barcelona. Tras la derrota republica huyó a Francia y fue internado en un campo de concentración donde realizaba dibujos a cambio de favores o comida. En el año 1940 su padre lo sacó de allí para devolverlo a Barcelona y, afortunadamente, al trabajo de ilustrador, ciudad en la permanecería ya toda su vida.

Página de Anita Diminuta.

Página de Anita Diminuta.

Ya en Barcelona se contrato como dibujante colaborador de las editoriales Plaza, Molino y Cliper. Pero lo que será determinante para él es conocer a la editora y directora de la revista infantil Chicos: Consuelo Gil (1905-1995). En esta revista recuperaría al personaje más popular de la historieta de la época: El joven aventurero Cuto (nuestro Tintín ibérico. Con este personaje de Hergé mantenía grandes similitudes: también era periodista, aventurero intrépido y justiciero e incluso le gustaba los pantalones bombachos). Para otra de las revistas dirigidas por Consuelo Gil, Mis Chicas, realizó la aventura de Los tres inseparables (1943) con su personaje de Anita Diminuta.  La década de los cuarenta y el principio de los cincuenta fueron muy productivos para nuestro dibujante que creó muchas de las sagas de aventuras que más se divulgaron: Chispita, Smiley O’Hara, Joe Bazzoka, Kul-Hebra, entre otros.

Portada Zarpa de Acero.

Portada Zarpa de Acero.

En el año 1957, los hermanos Blasco, Jesús, Alejandro y Adriano, todos dibujantes, montan su propio estudio de dibujo en una casa de tres pisos y en la zona residencial del Puente de Vallcarca. Es ahora cuando, ante el deprimente estado laboral de los historietista en España, empiezan a trabajar para el mercado británico a través de la agencia Fleetway Publications Ltd. Para este mercado crearán series y personajes nuevos, sobre todo en aventuras del oeste y aventuras: Rob Riley, Billy the Kid, Wyatt Earp, Buffalo Bill, Moctezuma’s Daughter, The Indestructible Man, y otras muchas. En 1961 comienzan a trabajar para el editor Trewor Newton, para el que crean otra de sus series más famosas: Zarpa de Acero (Steel Claw). En 1966 realizará para la editorial Perramon un libro didáctico: Cómo dibujar historietas. A partir del año 1968, los hermanos Blasco trabajarán para el mercado francés y el italiano, sin abandonar el mercado británico. Para Francia crearan una serie del oeste, Los Guerrilleros, con guiones de magnífico Miguel Cussó (autor de las adaptaciones de Joyas Literarias Juveniles. 1921-1987) y una preciosa adaptación al francés de la Biblia en cómic. Para Italia crearon El libro de las maravillas de Marco Polo, que más tarde publicó en España la editorial Bruguera en su colección de Joyas Literarias Juveniles. También, entre 1986 y 1994, realizó en Italia seis aventuras de la serie del oeste, Tex. En el año 1982 nuestro ilustrador de hoy obtiene el premio Yellow Kid del Salón del Cómic de Lucca (Italia). En Francia obtiene la distinción de la Orden de las Artes y las Letras. En 1977 obtiene el premio a la mejor labor profesional del Club Amigos de la Historieta. Firmo y participó en las reivindicaciones profesionales que supusieron los manifiestos “Ante un conato de degradación del significado cultural del cómic” (1983) y “Manifiesto contra la exposición de Tintín y Hergé” (1984). Su pasión innata por el dibujo y la pintura le llevo a realizar más de doscientos cuadros que nunca llego a exponer en público ni comerció con ellos. Jesús Blasco contrajo matrimonio en Barcelona un 22 de noviembre del año 1989 con Doña Carolina Romeu de Luna (dato amablemente proporcionado al Scriptorium por su sobrino Álvaro Romeu Espín). Nuestro dibujante falleció en el día 21 de octubre de 1995.

El joven Cuto y sus pantalones bombachos.

El joven Cuto y sus pantalones bombachos.

Su serie más famosa y su personaje estrella es Cuto. Un chico español que vive en San Francisco y que trabaja de periodista, viajando por el mundo y encontrándose con todo tipo de aventuras de espionaje y con intrigas policiales de todo tipo. Es valiente, atrevido, generoso y un poco ingenuo, pero siempre será un superhéroe que vestía cómodamente con pantalones bombachos o, más tarde, con vaqueros y zapatillas, y que era capaz de heroicidades de todo tipo, como saltar de un avión a otro en pleno vuelo y colarse dentro del segundo avión por una escotilla para vencer y detener valientemente a villanos bravucones que le sacaban el doble de altura y tamaño. En fin, toda clase de proezas y hazañas que tenían hechizada a toda la chavalería española de posguerra. Porque si una posguerra ya de por sí es mala y dura, lo es mucho más desde el punto de vista de los niños (para comprender de forma precisa, clara y lacerante este tema, yo os aconsejaría que vierais la extraordinaria película de Roberto Rossellini (1906-1977), Alemania año cero. Una película muy dura en la cual se observa el sufrimiento y desencanto con que la mera supervivencia diaria castiga a un chico alemán en el Berlín tomado por los aliados en 1945). Por ello los chavales de la posguerra se tragaban todo lo que les ofreciera ese casi único suspiro de distracción infantil que eran los tebeos, por muy extravagante e increíble que fueran sus hazañas. Eran receptivos, cándidos, ingenuos e inocente, y lo eran por mera supervivencia. No tenían casi otras vías de escape y distracción, ni más baratas ni más accesibles, para soportar sus grandes privaciones y escaseces básicas, de ellos y de sus castigadas e impotentes familias. Y los tebeos de Cuto eran, para muchos de estos chavales, su particular escape de aquella realidad tan dura y sufrida: un chico que conducía automóviles, pilotaba aviones, triunfaba a golpes sobre los brutos y malvados, era bondadoso y generoso, vivía en libertad y a su aire, y ¡tenía amigas! Cuto era en suma, todo aquello que los chavales españoles querían ser o vivía las asombrosas aventuras que imaginaban protagonizar en sus pocos ratos de evasión y ensoñaciones. Incluso, es conocido, esta estupenda serie de aventuras y su simpático personaje se convirtieron en la preferida de un joven chaval que estaba destinado a ser un futuro rey: D. Juan Carlos I (este duende supone que, en su inmadura mente infantil, antes de ser rey deseo ser el joven plebeyo, libre y aventurero Cuto. Que los príncipes también tienen sus particulares y sencillas fantasías).

Alicia en El País de Las Maravillas. Por Jesús Blasco.

Alicia en El País de Las Maravillas. Por Jesús Blasco.

Y todo esto, el éxito y la felicidad que se distribuyó desde estas trabajadas páginas de Cuto, fue una realidad que le debemos a la visión y el buen concepto profesional que siempre demostró nuestro admirado Jesús Blasco. Y si es muy cierto que nuestro dibujante de hoy admiró y bebió de las fuentes de muchos de los grandes autores de los tebeos norteamericanos (como no podía ser de otra forma), hay que destacar que sobre todo tuvo de maestro y referencia principal al gran Milton Caniff. Si Emilio Freixas es nuestro Alex Raymond, Jesús Blasco es nuestro Milton Caniff. Su estilo era realista, excepto en el propio Cuto que era mucho más ninot (cartoon), aunque fue evolucionado hacia el final a un personaje algo más realista y acabado. Sus juegos de luces, su ritmo gráfico y sus escorzos de acción eran muy buenos y asombrosos, todo muy “Terry y los Piratas”. Siempre te creerás sus viñetas porque nos parecen muy naturales y asombrosas, aunque sus guiones sean algo sencillos y excesivamente directos o ingenuos (esto último eran exigencias de los tiempos de posguerra, claro). Por todo ello, Jesús Blasco y sus hermanos Alejandro y Adriano (no quisiera olvidarlos, por la gran parte que les corresponde en otros éxitos ilustrativos de los estudios de Vallcarca), han sido un destacado referente español de los buenos tebeos, tanto por estos lares ibéricos como por la Gran Bretaña, Francia, Italia, Portugal o Argentina.

La evolución de Cuto.

La evolución de Cuto.

El legado de Jesús Blasco y sus hermanos ha sido un enorme fondo de buenísimos tebeos que, en opinión de este duende, ahora deberían de reeditarse para el conocimiento y disfrute de las nuevas generaciones de aficionados y que todo no sea tanto Marvel, Manga o videojuegos, vamos. Sí, no estaría nada mal un poco de aquellos queridos tebeos de nuestros padres o abuelos en los abigarrados y coloridos frentes de los quioscos actuales. A lo mejor, en este caso, descubrimos estos magníficos tebeos a una nueva generación de jóvenes lectores y, si eso fuera así, se convertirían de inmediato en unos aficionados con grandes fundamentos y muy buena materia gráfica con la que disfrutar y enriquecer su personal bagaje de coleccionista de tebeos. En Francia los tebeos son llamados Banda Dessinée; en Italia, Fumettos; en Cataluña, Patufets; en Inglaterra y Estados Unidos, Comic Strip (y siendo “el imperio”, es este último término lo que más ha predominado, claro); pues bien, en España eran y serán siempre (por lo menos para todos los duendes nostálgicos), los Tebeos. Valoremos siempre en nuestra memoria las cosas buenas de entonces, las que se hicieron bien, con honestidad y mucho esfuerzo de los grandes profesionales historietistas, y por las que fuimos admirados y reconocidos allende de nuestras fronteras: los tebeos clásicos españoles y sus extraordinarios autores. Pues fueron luz y esperanza para toda una generación de niños españoles que padecieron una atroz y siempre lamentable posguerra y, por extensión, también de otros niños europeos que también lo estaban pasando mal o regular, con penurias y dramas indeseables en toda época y lugar y mucho más indeseables en la tierna infancia. Quedémonos orgullosamente con las cosas buenas y seamos siempre atrevidos, optimistas y alegres, como lo fue siempre el joven Cuto.

 

“En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente”. Khalil Gibran, novelista y poeta libanés.

Anuncios

9 pensamientos en “JESÚS BLASCO (1919-1995).

    • Hola Álvaro.
      Yo soy un aficionado a los tebeos, no un profesional. Le dedico a mi blog parte de mi tiempo libre y me suelo documentar en los tebeos que tengo (que son unos cuantos) y en la red de internet. Pero vamos, que mi documentación no es todo lo precisa que me gustaría, por falta de tiempo, datos y documentos. El caso es que no he podido encontrar más datos biográficos de Jesús Blasco y, la verdad, no sé si se casó y si tuvo hijos. Sencillamente. Lo siento. Si tú sabes algo más, estaré encantado de que me lo hagas llegar y modificaré mi entrada.
      Un saludo y gracias por tu participación en mi blog.
      Saludos. Duendejj

      • Quisiera aclarar que D. Jesus Blasco,contrajo matrimonio con D° Carolina Romeu de Luna.

      • Hola Sr. Romeu.
        Muchas gracias por su aclaración. Pero, antes de modificar la entrada, sería usted tan amable de decirnos si es usted familiar directo de la señora Carolina Romeu (esto es mera curiosidad) y si el señor Jesús Blasco tuvo algún hijo. Así nuestra actualización de la entrada sería más ajustada y precisa.
        Le reitero mi agradecimiento por su amable aportación al Scriptorium. Quedo a la espera de su respuesta.
        Un cordial saludo. Duendejj

  1. El parentesco con esta persona es el de sobrino,me complace mandarle los datos de la partida matrimonio,de igual forma si desea copia de la misma,con solo pedirmela sera necesario.
    Con respecto a si tuvieron hijos debo decirle,que su matrimonio fue a una edad la cual tener descendencia quizas no fuera lo ideal.

    Fecha del matrimonio, 22/11/1989 hora.11’20
    Lugar Barcelona Registro Civil
    Tomo 00376, Pagina 111

    • Muy agradecido por su información y amabilidad. En cuanto tenga un hueco modificaremos la entrada de su admirado tío. Mil gracias por su inestimable aportación.
      Cordiales saludos.
      Duendejj

    • Ahora mismo hemos añadido al artículo de Jesús Blasco los datos que amablemente usted nos ha proporcionado. Le reitero nuestro sincero agradecimiento y le manifiesto mi enorme admiración por su tío.
      Saludos. Duendejj

    • De nada Sr. Romeu. Nuestro blog tenía y tiene la única intención de divulgar el magnífico trabajo de profesionales como su tío y otros grandes ilustradores que nos han colmado de dicha y alegrías con sus tebeos en una época mayoritariamente audiovisual. Humildemente hacemos lo que podemos a la vez que nos divertimos y refrescamos nuestra veterana memoria, y el mantener contacto ocasional con personas allegadas a ellos, como usted mismo, no es más que un plus de satisfacción añadido y, la mayoría de las veces, inesperado.
      Lo dicho, muy agradecido siempre a usted por su aportación y encantado de conocerle.
      Siempre un amigo, Duendejj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s