MARÍA PASCUAL i ALBERICH (1933-2011).

Hola a todos.

Hoy toca hablar de chicas Ilustradoras (con mayúsculas).

MARÍA PASCUAL i ALBERICH (1933-2011).

Ilustradora Catalana.

Portada de María Pascual.

Portada de María Pascual.

A partir del año 1.955 trabajó casi en exclusividad para la editorial Toray. Algunas de las colecciones más destacadas:

Azucena – Mis cuentos – Lindaflor – Guendalina – Rosas Blancas y otras muchas.

En nuestro país ha habido espléndidas ilustradoras de libros infantiles. Ahora mismo me gustaría mencionar a CARMEN GUERRA en la colección Cuentos de Enid Blyton de la editorial Toray, con unos dibujos encantadores de los que “clavan” a los niños, y también a MARÍA ROSA GARCÍA en Aquellas Mujercitas de la editorial Garza que, igualmente, nos asombra con sus preciosos y cuidados dibujos.

Ilustración de María Pascual.

Ilustración de María Pascual.

Pero, qué duda cabe, la ilustradora que marcó una época y cuyos trabajos se convirtieron en Escuela a seguir fue MARÍA PASCUAL. Durante muchos años la ilustradora estrella de la editorial Toray y que participó en colecciones de cuentos inolvidables. Sus ilustraciones de niños/as y muchachos/as a una tinta o a color encandilaban a los niños y tuvieron tanto éxito que incluso, estos dibujos y su escuela, se utilizaron para decoración de las habitaciones infantiles como en cuadros, pantallas de lámparas y otros detalles. Quién no recuerda con cariño aquellos preciosos rostros de ojos grandes y nariz pequeña que enamoraban a los pequeños y los enganchaba a las historias de forma inevitable. Pero también cuidaba mucho los detalles: las joyas, flores, cubiertos, gatitos y otros complementos de sus escenas tenía una calidad mágica y encantadora.

Ilustración de María Pascual.

Ilustración de María Pascual.

Bueno, no creo decir ninguna tontería si afirmo que la mejor prueba de la extraordinaria calidad y buen hacer de esta ilustradora es que ha “marcado” con sus dibujos a varias generaciones de niños que, al contemplar sus viejos cuentos y a pesar de los años, se siguen emocionando como el primer día. Ella nos ofreció, con su magnífico y honesto trabajo, las primeras y más bellas imágenes, llenando nuestros sueños de ternuras y sentimientos inolvidables. Sólo me queda por decir, en mi nombre y en el de otros muchos: ¡siempre te admiraré, María Pascual!

Anuncios